Belleza

El Maquille Perfecto Para Navidad

maquille perfecto.jpg

En las fiestas de Navidad, el maquillaje es el aliado perfecto para lograr un rostro resplandeciente después de haberlo mimado con una buena dosis de exfoliación, tónico e hidratación, para enfrentarnos a una piel dispuesta a recibir el color que más nos favorezca y llene de misterio nuestra mirada en largas noches de fiesta.

Maquillarse sin dañar la piel es el objetivo que persigue la farmacéutica especialista en dermocosmética y antiaging de Cosmoceutical Center, Inmaculada Cartela, “una piel sana y bonita, no tiene porqué esconderse tras un maquillaje”. 

Por eso aconseja utilizar productos de maquillaje con pigmentos minerales, que tengan ingredientes como el dióxido de titanio y óxido de zinc, que son minerales con propiedades anti-inflamatorias.

Carte indica que debemos evitar los productos con colorantes sintéticos o conservantes y las fragancias que pueden provocar sensibilidad en la piel, con ingredientes como el clorocreosol, formaldehído, níquel o una mezcla de perfumes.

La farmacéutica marca un S.O.S para la piel en el hecho de no retirar el maquillaje, la polución, el sudor y las secreciones de la piel, al final del día.

“Es una catástrofe dérmica”, dice la especialista, “ya que los poros se quedan obstruidos, sin poder respirar, lo que estimula la aparición de brotes de acné e infecciones”.

Una de las claves más efectivas, para tener un rostro radiante es dormir lo máximo posible para lograr un semblante descansado. Este es uno de los sencillos y principales trucos de belleza; si aún así las ojeras siguen estando pronunciadas, una de las claves más seguras para eliminarlas, según Myriam Yébenes, directora del centro Maribel Yébenes, es colocar unas bolsitas de manzanilla sobre ellas para mejorar su aspecto.

Entre las posibilidades que nos propone para lucir un maquillaje sin mácula es aplicar un poco de base de maquillaje en la parte central de los labios, una manera de proporcionar un toque de luz y volumen. “No hay que olvidar utilizar polvos matificantes para que el color permanezca durante más tiempo”, comenta.

Para que las pestañas luzcan más densas y voluminosas, nada como aplicar una capa de máscara, después polvos de maquillaje y, por último, una nueva capa de máscara de pestañas. 

La experta indica que, para lucir una mirada más joven, no hay nada como sombra blanca en la zona del lagrimal”.

El objetivo, conseguir un toque de misterio casi hipnótico, jugando con el contraste, los tonos rosas suaves, los azafranados y dorados, que aportan luz a un color icónico. La paleta, intensa y delicada a la vez, crea efectos vibrantes que van, desde el empolvado más delicado, hasta el brillo más deslumbrante. 

Los pómulos se iluminan con un haz de luz de beige amelocotonado que atrapa la luz y marca el relieve del rostro, logrando que la tez esté radiante.

Para conseguir un resultado más sofisticado para la noche, sobre él se aplica un tono más oscuro, remarcando sobre todo: los pómulos, entre las cejas, en el mentón, en el escote y sobre los hombros.

Un rojo frambuesa profundo viste los labios para aquellas que busquen un color intenso y sensual, mientras que un rosa pálido con destellos plateados es el ideal para quienes buscan unos labios con brillo efecto espejo. 

Las cejas suelen ser las eternas olvidadas en todo el proceso de maquillaje, donde no solo basta con peinar, hay que tener en cuenta su grosor y color para sacar mayor partido a la mirada. 

Una de las expertas en cejas y pestaña de Benefit, Sheila Malo, recomienda rellenar las cejas para equilibrar las facciones “si las tienes poco pobladas”. 

Delinear y definir es otro de los pasos a seguir con el eyeliner trazando una línea a ras de las pestañas, desde el lagrimal hasta la esquina exterior del ojo.

“Si deseas agrandar y darle un toque sexy a tu mirada, dibuja un rabillo siguiendo la línea de las pestañas inferiores”, añade Malo.

Para alargar las pestañas, nada como el negro, dice la experta. “Para dar más intensidad a las pestañas, con el cepillo en horizontal, realiza movimientos en zigzag de abajo arriba. Después, con el cepillo en vertical, peina las pestañas hacia arriba, llegando incluso a las más difíciles de alcanzar y separándolas aún más”, concluye.

Conseguir que los ojos brillen con un toque especial viene de la mano de los cristales Bling Bronw de Swarovski, que se adhieren sobre el delineado y lo más cerca del lagrimal.

“El último cristal se adhiere al final de la línea de las pestañas y, justo en el centro del párpado, añadimos el último, para conseguir que el brillo de la mirada sea más real que nunca”, concluye Sheila Malo.